Cinco monumentos de exposiciones pasadas para visitar

Dado que hoy Google se ha levantado homenajeando la Exposición Universal de Barcelona 1888, me ha dado por hacer un recorrido por construcciones de distintas Exposiciones que todavía hoy pueden visitarse. Espero que os guste este pequeño viaje al pasado...

PARQUE DE LA CIUDADELA, BARCELONA

Cuando se cumplen 125 años de su inauguración, el recinto que albergó la Exposición Universal de Barcelona en 1888 es hoy un recomendable lugar turístico de la Ciudad Condal.
Situado en lo que fue una fortificación de Felipe V, este emplazamiento fue seleccionado para situar los distintos pabellones de la muestra barcelonesa.

Imagen de la fuente de Gaudí sacada de Barcelonatour.

A día de hoy tenemos la oportunidad de ver la magnífica cascada de Gaudí, el Castillo de los Tres Dragones, el Hibernáculo o el Arco del Triunfo como ya lo hicieran los visitantes de aquella Exposición en el siglo XIX.

PALACIO DE CRISTAL, MADRID

Levantado en 1887 para la Exposición de las Islas Filipinas, se trata de una pequeña imitación del Crystal Palace londinense, del que ya no queda ni chatarra.
Situado en el madrileño parque del Retiro, su estructura de hierro y cristal con decoraciones de Zuloaga, impresionó a quienes se acercaron a visitarlo en aquel momento.

Palacio de Cristal en el parque del Retiro. Imagen de Madrid es Madrid.

En la actualidad se realizan exposiciones de arte temporales lo cual ayuda a mantener su buen estado, cosa digna de agradecer con una visita.

TORRE EIFFEL, PARÍS

Instalada para la Exposición Universal de París en 1889 para horror de sus habitantes, nadie diría que se iba a convertir en el símbolo indiscutible de la capital francesa. El edificio más alto del mundo durante 40 años conserva su atractivo y en 2007 fue el monumento más visitado del planeta.

Magnífica vista de la torre desde las fuentes del Trocadero. Guía de París.

Subir a lo alto de la torre es casi un privilegio para el que hay que aguantar largas horas de espera. Aunque la vista lo merece, no es menos impresionante la fotografía del monumento desde el suelo.

ATOMIUM, BRUSELAS

Esta alta estructura compuesta por nueve bolas de acero fue construida para la Feria Mundial de Bruselas en 1958 y como le ocurriera al anterior monumento, sus difíciles inicios derivaron hacia un sentimiento de icono de la ciudad.

El Atomium en una foto de TripAdvisor.

Sus 103 metros de altura representan un cristal de hierro ampliado 165.000 millones de veces. Ahí es nada.

UNISFERIO, NUEVA YORK

Este monumento de la Tierra fue construido para la Feria Mundial de Nueva York en 1964. El globo terráqueo de hierro está rodeado por un buen número de fuentes que ocultan el pedestal, dando la sensación de que la estructura flota en el aire.

Unisphere entre fuentes por Level & Tap.

Los ciudadanos de Queens lo consideran un símbolo de su barrio aunque en realidad estaba destinado a simbolizar el eslogan de aquella feria: "paz mediante el entendimiento".

Parece que en los iconos para la Expo, como en otras cosas, hemos ido a peor con los años, ¿no creéis?

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Qué te ha parecido?