Cinco puntazos del Fun & Serious Game Festival 2013

Un año más, el Fun & Serious Game Festival de Bilbao llega a su fin. Esta edición ha superado a las anteriores, quizá con menos artificio, pero con mejor contenido, en lo que se consolida como una cita importante del sector del videojuego en Europa.


Buena parte del éxito se debe a coincidir con el lanzamiento de las grandes apuestas jugonas de Microsoft y Sony para los próximos años; pero sería injusto no reconocer el crecimiento cualitativo de la Fun Zone, la genial ejecución de la gala de premios, el vuelco informativo de los medios asociados, el plantel de ponentes en las distintas actividades y el esfuerzo por emparentar al videojuego con otras disciplinas más amplias como el marketing o la cultura.


Reconozco influencias interesadas para hablar bien del festival este año, pero como seguidor habitual y asistente ocasional, me permito destacar cinco elementos que me han parecido verdaderos puntazos que han dado una chispa especial a la edición de 2013. Ahí van:

LA ENTREGA DE PREMIOS


Nivelón en la gala. Fue rápida, amena y cachonda, con cinco cosas que me gustaría destacar:

  1. La presentación divertida a cargo de Leonor Watling, que fue ayudada por una loca Manuela Velasco, una simpática Bárbara Goenaga, un correcto Antonio Velázquez y un siempre showman Nacho Vigalondo, entre otros.
  2. La pantalla del escenario donde se lucieron los creativos con el mapping, que permitió mostrar todo el potencial y la calidad de los videojuegos nominados.
  3. En general los premiados estuvieron bastante sosos, pero tuvimos una maravillosa excepción gracias a Kevin Cerdá de BeautiFun Games, ganadores del mejor videojuego independiente (Nihilumbra). Su discurso desde el humor friki se llevó una de las grandes ovaciones de la noche.
  4. Los triunfadores, con alguna decepción, en general fueron de mucho nivel; sobre todo GTA V, Assasin's Creed, The Last of Us y Beyond.
  5. A nivel de entretenimiento, la animación fue muy destacable. Tanto las intervenciones rusófilas de Diego Pérez como el talento de los bailarines que presentaban los candidatos a videojuego del año, brillaron en el escenario.



PESOS PESADOS EN EL CONGRESO

Sin duda el plato fuerte del evento, el congreso del Fun & Serious Game Festival contó con figuras como el padre de Lara Croft, Ian Livingstone; o el creador de Candy Crush Saga, Tommy Palm.

En el evento participaron profesionales con reputación para hablar de cuestiones interesantes más allá del propio entretenimiento como el desarrollo de la marca, la formación, gamificación o educación entre otras.

LA BÚSQUEDA DE SINERGIAS

Aunque lo importante de todo esto son los premios y el congreso, la organización se ha lucido en las actividades que han supuesto un plus. De entre ellas destacaría un acierto que debería marcar años sucesivos: la importancia de la colaboración.

En esta edición, además de un premio propio, la música ha visto reconocida su importancia. Aprovechando el genial y artístico juego Los Ríos de Alice (Delirium Studios), hemos contado con un taller muy musical con Vetusta Morla.

Y si la búsqueda de sinergias es conducida por Nacho Vigalondo, pues mejor. Soy muy fan pero creo que el padrino del festival ha sumado calidad al mismo, donde entre otras cosas compartió mesa con Jaume Balagueró y otros para hablar de la relación del cine con los videojuegos.

APOYO AL EMPRENDIMIENTO

Si el futuro del sector ahora mismo está empezando a andar, conviene dedicarle un poco de tiempo y atención. Más aún en un lugar como el País Vasco, donde la presencia de grandes estudios no puede tildarse siquiera de testimonial, y son las empresas locales como Ideateca o Virtualware las que tiran del carro.

El presente y futuro de los videojuegos lo marcan aquí los emprendedores, estudiantes de DigiPen (sobre todo) y startups entre las que destacan Delirium Studios, Pulsar Concept o Ikasplay entre otras. Por ello se agradece por parte de un festival de este tamaño la oportunidad a nuevos creadores con iniciativas como los Premios a la Innovación o el Espacio Emprendedor de PlayStation.

DIVERSIÓN POR ENCIMA DE TODO

Porque de gamers viven los videojuegos, al fin y al cabo. La Alhóndiga ha sido protagonista de excepción de una bonita batalla que acaba de empezar entre la Xbox One y la PS4, permitiendo a muchos fanáticos probar las últimas novedades y los top ventas en videojuegos y videoconsolas.


Pero además, el festival ha invitado a jugadores de auténtico lujo como profesionales de los eSports o famosos deportistas de la talla de Pol Espargaró o Ibai Gómez.

El año que viene más y... ¿mejor?

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Qué te ha parecido?