Cinco claves para el éxito de un evento de inversión

La pasada semana se celebró el primer evento de inversión de la asociación de emprendedores Euskal Valley: el Venture Contest Euskal Valley, del que os dejo un resumen aquí.

Le dimos bastante caña al photocall de Miraparty.

Vaya por delante que mis conocimientos de la organización de estos eventos son mínimos, pero gracias a mi participación en la promoción y difusión de la cita, he aprendido que se necesitan ciertas cosas básicas para que este tipo de saraos funcionen, al menos, tan bien como el que nos ocupa. Ahí van mis impresiones.

PROYECTOS POTENTES

Es el punto número uno y el más básico de todos. Los proyectos han de ser potentes y para ello, deben seleccionarse cuidadosamente respondiendo a criterios como el potencial, la trayectoria, el perfil del equipo, el modelo de negocio o las métricas cosechadas.

Los ganadores en una foto de Innobasque.

En el #INVEV, con 96 proyectos enviados y un filtrado del que salieron 42, la calidad estaba más que garantizada. Startups como WiMi5, JoinUp Taxi, Decoramus o MedWhat y emprendedores de la talla de Carlos Polo, Xabier Uribe-Etxebarria o Kepa Apraiz se dejaron caer por el Parque Tecnológico de Bizkaia.

EXPERTOS EN LA SELECCIÓN

Si la selección es importante, los encargados de hacerla lo son más. Lo ideal es contar con profesionales de prestigio en distintas facetas del mundo empresarial, con un buen bagaje académico y una trayectoria profesional brillante.

Uno de los tweets lanzados durante mi cobertura del evento.
El jurado de este evento era difícilmente superable: Carlos Guerrero de Brugueras; Asier Rufino de Tecnalia Ventures, María Echávarri de Fundación José Manuel Entrecanales, Cedric Kutlu de Fools Fund, Laura Urquizu de Inspirit y el business angel Gonzalo Ruiz.

FOCUS, FOCUS, FOCUS

¿Qué es lo importante del evento? Es la pregunta clave y la respuesta, en todo caso, debe ser que los emprendedores consigan la financiación que van a buscar. Para ello deben converger proyectos de calidad e inversores en un ambiente adecuado.

Al tío Gilito le hubiese encantado el INVEV. (Foto robada a SocSoft).
El ambiente del Venture Contest era 100% startups e inversores. Que el evento estuviese cerrado al público molestó a algunos, pero todo era por una causa mayor: que los inversores estuviesen pendientes únicamente de los emprendedores que tenían cosas interesantes que contarles.

LO QUE LLAMAN AHORA GAMIFICACIÓN

La excusa del concurso siempre viene bien. Todo el mundo sabía que lo importante era presentar ante los potenciales inversores, pero la faceta de concurso aporta un aliciente a los participantes, la oportunidad de mejorar con las aportaciones del jurado y la posibilidad de ganar un premio extra.

Los participantes en el foro (foto de Innobasque).
El premio simbólico del evento de inversión de Euskal Valley eran 1.000 €. Pero además, los tres mejores proyectos tendrán la oportunidad de exponer en el Startup Alley del Sherpa Summit...

¡ENSÉÑAME LA PASTA!

El último punto de esta lista, pero no el menos importante. Los inversores son el punto central, junto con los proyectos, de todo el tinglado. Que acudan fondos de inversión, empresas de capital riesgo y business angels que estén interesados en el tema en cuestión y tengan pasta para impulsar un proyecto es primordial.


En esta ocasión, había más de 30 actores relacionados con la inversión; todos ellos interesados en proyectos tecnológicos e innovación. El éxito estaba "casi" asegurado.

Casi con toda seguridad y a tenor de los resultados, el evento se replicará de aquí a un año. El Venture Contest ha dado un salto cualitativo para potenciar el ecosistema emprendedor del País Vasco; y lo ha hecho gracias a estos 5 puntos, un gran equipo de organizadores y un plantel de colaboradores indispensable. ¡Gran trabajo!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Qué te ha parecido?