Cinco formas de promover el uso de la bicicleta

Siempre que el tiempo lo permite (tanto horario como meteorológico), me gusta moverme en bicicleta. Y como asiduo de las dos ruedas, he notado de forma paulatina una mejora en la movilidad ciclista urbana. No es que frecuente tertulias del ramo, lo digo por las sensaciones que tengo subido en la bici entre coches y viandantes.

La bicicleta supone, por encima de todas las cosas, una mejor calidad de vida. Obviando los beneficios para la salud, es un chute de vitalidad, energía y buen rollo. Si podéis, probad a ir un día a trabajar en bici y compararlo con el resto de jornadas.
Pero es que además, es bueno a nivel social, a nivel comunitario; y es bueno para nuestras ciudades.

Estamos a años luz de otros lugares, hay que decirlo. Pero también estamos mejorando muchísimo. Y aquí están los puntos que, según mi visión, son más necesarios para promover y beneficiarnos todos de un mayor uso de la bicicleta (sobre todo en las ciudades).

LA EDUCACIÓN ES LO PRIMERO

Da igual lo corto que sea el trayecto, encontrarás demostraciones alarmantes de falta de respeto, ignorancia o ausencia de educación. Personas mayores que pasean por el carril bici teniendo su área peatonal (incluso con más espacio), jóvenes que dejan a los perros sueltos, ciclistas que se saltan semáforos, conductores que aparcan en vía ciclable... son situaciones demasiado generalizadas.

Imagen de Circula Seguro.

Yo propongo educación vial para todos. Que se haga un plan serio que llegue a instituciones, colegios, universidades, centros de trabajo y residencias de ancianos. Un plan global para que todo el mundo sepa lo que tiene que hacer, cómo y cuándo. Por la seguridad y la cohabitabilidad de todos.

CARRIL BICI SÍ, PERO CON SENTIDO

Es un clásico. Coger un carril bici que no lleva a ningún lado o que incluso finaliza de forma brusca sin ningún tipo de señalización. Necesitamos vías para circular con seguridad, que nos lleven a donde necesitamos ir; en ciudad pero también entre distintos pueblos.

Carril bici, aquí conocido como bidegorri (camino rojo). Urb&Walk.

Es mucho mejor establecer reglas compartidas en las vías para coches y bicis que hacer bidegorris sin ton ni son. Pero lo mejor sería pensar bien si queremos que la bicicleta sea un entretenimiento o un medio de transporte. Se dice que lo segundo, aunque se le trata como lo primero.

PROMOCIÓN DE FUTURO

¿Qué tal unas ayudas para fomentar el uso de la bicicleta? Subvenciones para empresas que las usen en su actividad, promoción de fabricantes ligados a la industria, préstamos para compra de material ciclista...

Bicicleta Orbea, similar a la que gasto en mis desplazamientos, gracias a Ciclos Altzaga.

Vemos como la Administración fomenta negocios obsoletos o subvenciona aparatos contaminantes; ¿por qué no lo hace con las bicicletas? Un medio de transporte que mejora la salud de los ciudadanos, que no contamina, que ocupa poco espacio público, es mucho más seguro que el resto y un largo etcétera de ventajas comparativas.

TENGO QUE PARAR... OH, NO, ESPERA... AQUÍ NO PUEDO

Una necesidad que se resume en dos palabras: espacio y seguridad. Dónde dejo la bici... y sobre todo, que esté ahí cuando vuelva. Dejar la bicicleta candada a un árbol, deteriorándolo; o a un banco, ocupando un espacio necesario para los viandantes, no está bien. Necesitamos lugares donde dejar el vehículo y que sean seguros, que ofrezcan todo lo necesario para que robar una bici sea prácticamente imposible.

Aparka, una buena idea financiada por Innova BBK.

Es un problema de mentalidad. Es difícil imaginarse una situación similar con un automóvil; y en caso de darse, a todo el mundo le parece razonable un enfado y una queja.

SISTEMA DE TRANSPORTE MULTIMODAL

Tengo entendido que la estrategia de movilidad de las ciudades es algo estudiado con reflexión, asignación de recursos y planteamiento a largo plazo. Pero no lo parece. La idea parece ser hacer lo mismo de siempre pero en mayor cantidad: carreteras, aparcamientos y líneas de metro.

Sistema para compatibilizar el uso de la bici con el uso de transporte público en Australia. EFE Verde.

La bicicleta aquí no es bienvenida en metro, tren, tranvía o autobús. No tienen sitio para ellas... bueno, a duras penas hay sitios para carritos de bebé, como para pensar en la bici. Es necesario que se engloben todos los sistemas de transporte en uno sólo, que debe dar respuesta a las necesidades de movilidad de la población ahora... y en la medida de lo posible, en el futuro que queremos construir.

Así lo veo yo. Desde la bici, desde Bilbao; sin tener en cuenta la necesaria reflexión desde despachos institucionales.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Qué te ha parecido?